Biblioteca UCAB contribuye con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030

por Usuario Noticias

El pasado 23 de mayo, Enrique Torrealba, referencista de la Biblioteca Central de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y presidente de la Asociación Nacional de Directores de Bibliotecas, Redes y Servicios de Información del Sector Académico, Universitario y de Investigación (ANABISAI), participó en el Taller de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecas (IFLA) celebrado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Gracias a la invitación del secretario general de la IFLA, Gerald Leiter y su presidente saliente Gloria Pérez Salmerón, en  el Taller Regional de la IFLA 2019, se abordaron las grandes estrategias para fortalecer a las bibliotecas de todo el mundo. Reunidos importantes panelistas de los países invitados: Argentina, Inglaterra, Serbia, Colombia, Brasil, México, Ghana y Alemania debatieron temas diversos, entre los cuales destacan, los aportes de las bibliotecas para solucionar los múltiples problemas del planeta; el impulso que pueden ofrecer en el desarrollo local de los países y su importante papel en apoyar la toma de decisiones de las instancias gubernamentales.

Seguidamente, el 24 de mayo en la sede de la Biblioteca del Congreso de la Nación, Enrique Torrealba, único representante de ANABISAI y del país compartió mesa de trabajo con bibliotecólogos de Perú, Nicaragua, Bolivia, Uruguay y Colombia. “Aquí todos tuvieron la oportunidad de discutir aspectos de interés enmarcados en la agenda 2030 de Naciones Unidas que promueve los Objetivos de Desarrollo Sostenible para proteger el Planeta y asegurar la prosperidad de todos. Especialmente se abordó lo relativo a la calidad de la educación, trabajo decente y crecimiento económico, reducción de desigualdades, acción por el clima, y paz, justicia e instituciones sólidas”.

En ese sentido, indicó Torrealba que la biblioteca de la Universidad Católica Andrés Bello se destaca y cumple con los Objetivos de Desarrollo Sostenible,  poniendo énfasis en la educación de calidad, la vinculación del arte y la cultura con la educación y la proyección social hacia los sectores adyacentes a la universidad.  

Uno de los grandes retos planteados tiene que ver con la constitución de las bibliotecas verdes diseñadas para minimizar el impacto negativo en el medio ambiente.  Se hizo hincapié en el uso racional del agua, consumo de luz y papel, recursos que son indispensables para el trabajo de las bibliotecas, pero que cada vez más se están racionalizando e implementando procesos de reciclaje y optimización desde estas instituciones.

De acuerdo con las cifras suministradas por ANABISAI, en Venezuela para el 2018 contábamos con un total de 134 bibliotecas académicas con acceso a internet. Durante este período se atendieron cerca de 113.253 usuarios. “Lamentablemente, no disponemos de las cifras oficiales de la existencia de bibliotecas públicas porque la Biblioteca Nacional no ofrece esas estadísticas”, puntualizó Torrealba.

Cabe destacar que ANABISAI es firmante del Plan Estratégico de la IFLA 2019-2024, que se presentará en el 85° Congreso Mundial de Bibliotecas e Información de la IFLA, a realizarse en la ciudad de Atenas, Grecia del 24 al 30 de agosto de 2019.

En palabras de Enrique Torrealba, los participantes manifestaron una profunda alegría y agradecieron al comité organizador de la IFLA la presencia de Venezuela luego de una ausencia continua de más de una década. Los participantes y colaboradores en las mesas de trabajo coincidieron en reafirmar que “las bibliotecas no son un gasto, son una inversión y no pueden estar aisladas de las grandes sociedades en masa”. 

Volver